Envío gratis 24/72h Prov. Stgo - Ver Otras Regiones
¿Necesitas ayuda?
0 Item

Carrito de compra(0)

No hay más artículos en su carrito
Total (impuestos inc.) 0
Menú

Tu adorado michi ya se ha convertido en un gato adulto. Los gatos alcanzan la etapa adulta al año de edad y se prolonga por regla general hasta los 8 años.

Su personalidad y carácter están casi formados, pero debemos seguir  procurándole cariño, cuidados y atención.

¡Comienza una nueva etapa en vuestras vidas!

La importancia de la nutrición

Los gatos son animales de costumbres, por lo que introducirlos en una rutina fija tan pronto como empiecen a ser adultos es lo más conveniente tanto para el dueño como para el animal. Un gato come en pequeñas cantidades y varias veces al día; si puedes darle de comer pequeñas porciones en repetidas ocasiones, mucho mejor. Sin embargo, si lo alimentas con alimentos húmedos o tu ritmo de vida no te permite hacerlo varias veces al día, con dos comidas diarias es suficiente para la mayoría de los gatos.

Lo mejor es alimentar a un gato en el mismo lugar y a las mismas horas todos los días, en una zona tranquila donde se pueda relajar y esté lejos de la caja de arena. Elige una superficie que sea fácil de limpiar o utiliza una esterilla para darle de comer, y, por supuesto, un recipiente de metal o de cerámica. Algunos gatos prefieren comer de un recipiente o un platillo plano, que puede ayudar a que los gatos que comen demasiado rápido coman más lentamente.

Si tienes más de un gato, asegúrate de que sus respectivos recipientes estén a una distancia considerable para evitar posibles peleas. 

Alimento seco

Este tipo de alimentos se presenta en forma de croquetas secas.

Los sacos que las contienen son fáciles de almacenar y ayudan a la conservación del propio alimento.

Hay infinitas variedades que contemplan las necesidades específicas de cada gato y se formulan para procurarles una vida larga y saludable.

Estos productos también ayudan a mantener la salud bucal de tu gato. Tu gato necesitará más esfuerzo para masticar los alimentos secos y tardará más tiempo en comer. Hay gatos que prefieren la comida seca crujiente y no les gusta que esté mezclada con agua.

Alimento húmedo

Se formulan para cubrir las necesidades específicas de cada gato y son más apetecibles para nuestras mascotas por su palatabilidad y agradable olor.

Los alimentos húmedos resultan muy útiles, pues, como se sirven en pequeñas bandejas o bolsitas, siempre se mantendrán frescos y son muy fáciles de servir.

Además, tu gato comerá más de una sola vez y beberá menos.

Este tipo de alimento es mucho más rico en grasa y por ello hay que tener cuidado con las mascotas con tendencia a engordar o sobrepeso.

Premios y golosinas

Las golosinas para gatos son también una parte complementaria de la alimentación de tu minino. Las golosinas o los aperitivos son buenos si se le ofrecen con moderación, pero reduce un poco la cantidad de comida que le das si no quieres que esté sobrealimentado.

Como norma general, un máximo del 15% de las calorías diarias ingeridas por tu gato puede provenir de golosinas. Dale siempre premios de calidad. Escoge golosinas libres de aditivos innecesarios, como aromas artificiales, sodio o azúcar.

Si tu gato sigue una dieta especial recomendada por tu veterinario, por ejemplo para perder peso o por alguna enfermedad, las golosinas están prohibidas. Pregunta a tu veterinario qué puedes ofrecerle y qué no para asegurarte.

Vitaminas y Suplementos

Al igual que los humanos, puede que tu gato necesite un extra de vitaminas en algún momento de su vida, ya sea para cuidar sus articulaciones, sus huesos, sus dientes o su pelaje.

Un suplemento natural nunca puede estar destinado a sustituir una alimentación adecuada, por lo tanto, antes de recurrir a un complemento nutricional es imprescindible que revises la alimentación de tu gato para ver si puedes ofrecerle los nutrientes que le son necesarios con la propia alimentación.

Cuando esto no sea posible, consulta a tu veterinario para ver cómo ayudar a tu gato con estos suplementos.

Categorías de alimentos

Grain Free

Los alimentos grain free no tienen cereales y no incluyen entre sus ingredientes ningún tipo de grano, y, por lo tanto, tampoco llevan gluten. Es una opción adecuada para cualquier tipo de gato, pero especialmente para aquellos con alergias o intolerancias alimentarias.

Holístico Natural

Los alimentos holísticos y naturales para gatos son alimentos sin aditivos artificiales, formulados para nutrir a las mascotas sólo con ingredientes naturales que fortalecen el sistema inmunológico y depuran el sistema digestivo.

Súper Premium

Estos alimentos son de gran calidad y adecuados para cualquier etapa de la vida de tu mascota. Contienen los nutrientes adecuados con bajos niveles de grasas, aditivos y sales que afectan directamente  el hígado, el riñón y causan obesidad. 

Premium

Los alimentos Premium están formulados con ingredientes que incrementan la digestibilidad y que son específicamente formulados para proporcionar una buena nutrición. Existen variedades para todas las etapas de la vida y tamaños.

Estándar

Son alimentos muy palatables, económicos y que cubren los requerimientos nutricionales de nuestros mininos en las diferentes etapas de su vida  y para todos los tamaños.

Medicados

Los alimentos de prescripción o medicados están indicados para alimentar a tu mascota cuando padezca alguna enfermedad o  condición médica especial. Estos alimentos lo ayudarán a su recuperación y tratamiento.

Comportamiento

El comportamiento de los gatos adultos estará muy influenciado por las etapas de transición, socialización y juventud, aún así, seguirán aprendiendo a lo largo de su vida de todas aquellas experiencias que se les presenten.

Si les hemos garantizado experiencias positivas, lo más probable es que comprobemos un comportamiento equilibrado en nuestros gatos, aunque ello pueda estar influenciado ligeramente por la raza o la genética.

No obstante, cada felino podrá desarrollar su propio carácter y temperamento. De forma general, podemos observar que los gatos adultos son animales territoriales, que se aferran firmemente a su rutina como una forma de preservar su bienestar.

Los cambios repentinos suelen provocar la aparición de estrés en los gatos, que afecta no solo a su comportamiento, sino también a su salud.

Necesidades y carácter de los gatos

Gato esterilizado

Tu gato adulto esterilizado es especial y es importante ayudarlo a prevenir los problemas que tiene tendencia a desarrollar tras la esterilización, como es la obesidad y los problemas de tracto urinario.

Desde que esterilizaste a tu gato, habrás percibido que tiene tendencia a ingerir mayor cantidad de alimento y a pedir con más insistencia cuando se le restringe. Es por eso que los gatos esterilizados tienen más tendencia a sufrir sobrepeso que un gato no esterilizado. Por eso, los alimentos especialmente formulados para gatos esterilizados son más bajos en calorías a la vez que mantienen todos los nutrientes.

Además es necesario que el gato mantenga un estilo de vida activo para evitar problemas de sobrepeso. Para ello es importante jugar con ellos, y ofrecerle retos para conseguir su alimento. Puedes colocar comida en distintos lugares y alturas, de forma que sea un reto físico alcanzarla y para premiarlo, recuerda que puedes hacerlo con caricias en vez de con comida. Puede ser más gratificante y sin duda, ¡mucho más saludable!

Gato no esterilizado

Tu gato adulto necesita un alimento que le ayude a mantener una condición corporal ideal a la vez que le ayuda a estar sano y evitar los principales problemas de los gatos durante la etapa más larga de su vida.

Tu gato no está esterilizado por lo que es necesario que controles los comportamientos que puede provocar su conducta sexual.

Educarlo para que no marque con orina dentro del hogar. Controla sus posibles escapadas en busca de pareja: así evitarás accidentes, contagios de enfermedades y parásitos o camadas no deseadas. Vigílalo cuando esté con otros animales para evitar peleas.

Además, el comportamiento de tu gato se relaciona directamente con su grado de estrés; esto quiere decir que cuanto más estresado esté un gato más difícil será controlar su comportamiento. Además un gato que padezca estrés tiene más posibilidades de sufrir problemas urinarios.

Tips para controlar el estrés de los gatos

El comportamiento de tu gato se relaciona directamente con su grado de estrés; esto quiere decir que cuanto más estresado esté un gato más difícil será controlar su comportamiento. Por eso, es importante tener en cuenta algunos consejos que pueden ayudar a tu gato a reducir su estrés y evitar así alteraciones en su comportamiento.

Consejos de salud e higiene

Bolas de pelo

Cuando tu gato se acicala, el pelo que traga se enreda en su estómago y forma una masa compacta. Cuando esta bola de pelo (gatos con el pelo largo suelen tener más a menudo este problema) se hace demasiado grande no puede pasar al intestino y se queda varada en el estómago del gato.

Por este motivo, tu gato podría tener dolor abdominal, falta de apetito y otros síntomas relacionados con el sistema digestivo. Si observas que tu gato vomita bolas de pelo de forma frecuente y antes no lo hacía, consulta de inmediato con tu veterinario de confianza.

¿Cómo mantener las bolas de pelo a raya? Existen evidencias científicas de que determinadas fibras —añadidas al alimento del gato— ayudan a eliminar las bolas de pelo a través de las heces.

La fibra evita que se aglomeren los pelos en el estómago, consigue que el pelo pase del estómago al duodeno y favorece que el intestino se mueva.

Los dientes

La higiene dental de tu gato es fundamental. Sus dientes juegan un papel muy importante en su vida y descuidarlos puede provocar un mayor riesgo de caries, sarro, y otras enfermedades más graves que pueden terminar, incluso, en la pérdida de alguno de sus dientes. Deberás limpiárselos a menudo y tener en cuenta su salud dental.

Para evitar enfermedades dentales, lo primordial es ofrecer al gato una alimentación adecuada, ya que está directamente relacionada con una dentadura sana.

Los gatos, precisan limpieza y revisiones dentales periódicas. Limpia sus dientes una vez por semana con un cepillo específico para gatos, con cerdas suaves y un diseño que te permita alcanzar todas las piezas dentales.

Por último, ayuda también que el gato tenga a su disposición juguetes diseñados para morder.

Los ojos

Unos ojos sanos tienen una córnea húmeda y transparente, la conjuntiva blanca y escasa secreción lagrimal. Si observamos pelos que puedan molestar o irritar al ojo habrá que sacarlos (mejor que lo haga el peluquero felino).

Utilizaremos una gasa con suero fisiológico o unas toallitas especiales para los ojos. Limpiaremos siempre de dentro hacia fuera, es decir, del lagrimal hacia el otro extremo con mucho cuidado y suavidad, de manera que la suciedad nos la llevamos con la gasa y ya no vuelve a pasar por encima del ojo.

Cuando cambiemos de ojo, siempre cambiar de gasa, usar una limpia para, de este modo, no pasar la suciedad de un ojo al otro.

El lagrimeo constante no es normal en los gatos, por lo que debemos acudir al veterinario para asegurarse que no haya alguna malformación en las glándulas lagrimales o de los párpados o haya un problema infeccioso o vírico.

Los oídos

En el caso de los oídos, debemos mirar primero si están limpios o no y en caso negativo, procedemos a su limpieza.Un oído sano no debe oler y debe tener un aspecto limpio.

La limpieza se puede realizar con una gasa humedecida con agua tibia o toallitas especiales para el oído por el pabellón auricular, (sin entrar dentro del oído) y así llevarse la suciedad que haya.

La limpieza siempre debe ser de dentro hacia fuera, de manera que la suciedad nos la llevamos con la gasa. Cuando cambiamos de oreja también cambiamos la gasa humedecida, así no llevamos la suciedad de un oído al otro.

Si esta suciedad es un cerumen de color oscuro, es húmedo o seco, debe acudir a su veterinario, podría tener ácaros. La presencia de ácaros puede producir que el gato se rasque insistentemente la oreja o que incline la cabeza.

En este caso no le dé ningún tratamiento, acuda al veterinario. Nunca utilice para limpiar el canal auditivo un bastoncillo o algodón, puede empujar el cerumen hacia el tímpano y en casos especiales, algún cuerpo extraño.

Las uñas

Cortar las uñas de los gatos resulta importante para mantener nuestra piel y muebles libres de arañazos. Si te decides a hacerlo en casa, te recomendamos seguir las siguientes pautas:

1.- Elige la herramienta adecuada: Lo mejor es contar con un cortauñas para gatos. Están diseñados para esta tarea concreta, por lo que te facilitará mucho las cosas.

2.- Plantea un sistema con recompensa para tu gato: Ponerlo en práctica desde una edad temprana es la clave para cortar las uñas de tu gato con mayor comodidad en el futuro.

3.- Elige un lugar y momento tranquilo para que todo le indique a tu gato paz y sosiego: Debes asegurarte que lo sujetas con firmeza y de forma segura.

4.- Sujeta cada uno de los dedos del tu gato entre tus dedos índice y pulgar para poder presionar la almohadilla: Así obligarás a la uña a salir.

5.- Antes de cortar, asegúrate de que diferencias totalmente la zona rosácea en la que está la pulpa que no debes cortar: Solo debes cortar la zona transparente.

El cepillado

Por lo general a los gatos les gusta que les cepillen. La mayoría de ellos se acercarán a ti en cuanto te vean con el cepillo o el peine en la mano ¡y se mostrarán complacidos de tener toda tu atención!

Para un gato de pelo corto, se recomienda realizar un cepillado rápido una vez por semana utilizando un peine o un cepillo suave.

Por el contrario, con un gato de pelo largo, como por ejemplo el de raza persa, se necesitan cuidados diarios y un equipo adecuado; Para las razas de pelo largo que necesitan cepillados intensos, es conveniente acostumbrar al gato a realizar el aseo encima de una mesa que tenga la superficie no resbaladiza.

¿Cómo conseguir un cepillado placentero y fácil? Empieza a cepillar a tu gato delicadamente. Felicítalo por su buen comportamiento con voz tranquila y agradable.

Si tu gato intenta morder o coger el cepillo, gírate de espaldas sin dejarlo estar. Los gatos detestan que se les ignore y aprenden rápidamente que atacando al cepillo, pierden tu atención.

Desparasitación

Para que tu gato esté completamente sano es importante que no tenga parásitos, ni internos ni externos.

Los parásitos son pequeños microorganismos que se alimentan de la sangre y los nutrientes de tu gato. Incluso existen algunos tipos de parásitos que también pueden afectar a las personas: la llamada zoonosis puede ser muy grave para todos los miembros de la familia.

Debemos establecer un plan anual de desparasitaciones tanto internas como externas para protegerles de forma efectiva, utilizando siempre productos de calidad y eficacia probada, y por supuesto siempre asesorados por los veterinarios.

Es inteligente prevenir las infestaciones antes de que aparezcan y para ello es necesario la aplicación de este tipo de productos de manera preventiva.


Vacunas

La vacunación frente a las principales enfermedades infecciosas es la mejor prevención.

Las vacunas son sustancias que contienen antígenos los cuales al ser inyectados, hacen que el organismo genere los anticuerpos necesarios para combatir ciertas enfermedades. Con las vacunas el sistema inmunológico se mantiene estable, ayudando a nuestras mascotas a estar más saludables durante toda su vida. Además, como existen enfermedades que pueden contagiarse a los humanos, al proteger a tu gato también proteges a tu familia y la comunidad.

La primera vacuna debe ser al mes y medio de nacidos, y corresponde a la Triple Felina. A los 6 meses corresponde la última vacuna de los gatos, la Antirrábica, luego una vez por año se deben aplicar nuevas dosis de Triple Felina, Antirrábica y Leucemia Felina (solo para gatos que fueron inyectados previamente con esta vacuna).

Esterilización

La esterilización es una operación bastante sencilla en las hembras y todavía más en el caso de los machos. Consiste en extirpar las glándulas sexuales del gato o gata, con el fin de suprimir el celo y evitar que se reproduzca.

En los machos, se lleva a cabo un pequeño corte en la bolsa del escroto y se extraen los testículos. En las hembras, el proceso es un poco más complicado y precisa de mayor tiempo de recuperación, ya que conlleva la extracción de los ovarios (ovariectomía), o del útero y los ovarios conjuntamente (ovariohisterectomía).

En ambos casos, la operación la realiza el veterinario mediante anestesia general. Se puede realizar a cualquier edad, si bien en las hembras lo ideal es llevarla a cabo antes de que puedan tener su primera camada, es decir antes del primer ciclo sexual del animal, que llega aproximadamente a los 6 meses.

Y... ¿si mi gato enferma?

Puede que a lo largo de su vida tu peludo desarrolle alguna enfermedad o trastorno de salud ya sea de manera puntual o crónica. Lo primero es acudir a tu veterinario para identificar bien el problema y encontrar una solución. Las mejores marcas de alimentos cuentan con una linea veterinaria de prescripción que serán un gran aliado en el tratamiento de cada dolencia.

Ya sea una insuficiencia renal, sobrepeso, problemas alérgicos, urinarios o trastornos gastrointestinales, los alimentos medicados ayudarán a mejorar la salud de su peludo. En nuestra tienda tenemos un apartado destinado específicamente a orientar a los dueños que tienen su mascota enferma y ponemos a su disposición orientación de nuestros veterinarios a través del correo [email protected]

Consulta los alimentos medicados por marca

Gatos y cajas de cartón… misterio resuelto

Tips para fomentar el consumo de agua

Mejora la comunicación con tu gato

Bibliografía y fuentes: affinity-petcare.com / purina.com / royalcanin.com / expertoanimal.com / soyunperro.com