Qué hacer si nuestra mascota no puede acompañarnos de vacaciones

Hoteles para mascotas | Best for Pets
Hoteles para mascotas | Best for Pets

Llega el verano, sinónimo para muchos de vacaciones,  pero… ¿qué hacemos cuando nuestra mascota no puede acompañarnos? Mal que mal es un miembro más de la familia y no da lo mismo con quién y donde permanezca.

Existen dos alternativas: pet sitter (tu mascota permanece en casa y alguien va a visitarle) y los hoteles para mascotas.

Algunas clínicas veterinarias ofrecen el servicio de “hotel”, sin embargo esto suele implicar confinamiento (es decir encierro en una jaula igual o similar a la de la hospitalización) durante la mayor parte del día, con uno o dos paseos para hacer sus necesidades, cuando mucho. En lo personal, considero que esta opción es aceptable sólo si no has podido encontrar nada o nadie más (amigos, pet sitter, cupo en un hotel) ya que es sumamente aburrido y obviamente estresante.

La hotelería para mascotas, propiamente como tal, consiste en lugares específicamente equipados y/o adaptados para perros y/o gatos. Para perros pequeños puedes encontrar familias o personas que los reciben dentro de sus casas, simulando bastante el tipo de vida habitual de estas mascotas, por lo que sigue siendo el formato preferido de dueños a los cuales les preocupa la adaptación a un patio o canil exterior. En el caso de los perros grandes lo mejor son los hoteles que disponen de caniles exteriores y patios comunes donde juegan durante el día para luego descansar cada uno en su canil durante la noche.

Hoteles para perros | Best for Pets
Hoteles para perros | Best for Pets

Las ventajas de dejar a tu perro en un hotel son múltiples: en primer lugar se entretiene en un entorno nuevo, en segundo lugar socializa con otros perros, es decir practica las habilidades de comunicación de su propia especie (algo que suele dejarse en el olvido) y finalmente (y esto es super personal) considero que todos los animales se pueden beneficiar de un poco de vida de animal, es decir dormir bajo las estrellas, acumular un poco de tierra en la piel, comer pasto, tener juegos bruscos o incluso “diferencias de opinión” con sus pares, etc… En 8 años jamás he visto que no se vayan moviendo la cola y más relajados al culminar de su estadía y sobretodo después de una o dos locuras.

Existen algunos tips que pueden hacer la estadía de tu perro mucho más agradable:

  1. Llévale tú y llega con luz de día, así podrá conocer y reconocer el lugar donde permanecerá. Quédate en el recinto al menos una hora y procura que tu perro te vea compartir con quien quedará a cargo de su cuidado. Esto le reconfortará al ver que es alguien de confianza.
  2. Lleva su comida en una bolsa bien cerrada o en un contenedor hermético y con su vaso medidor (o la medida que uses).
  3. Deja un objeto de apego (su juguete favorito, una camita o algo similar) para que se reconforte en tu ausencia.
  4. Ponle un producto para el control de pulgas y garrapatas justo antes de llevarle. Y si permanecerá más de un mes deja otra pipeta para aplicarle a los 30 días.
  5. Revisa que sus vacunas estén vigentes.
  6. Advierte a quienes quedarán a su cuidado de cualquier comportamiento no usual o peligroso, por ejemplo que se tienda a escapar, que exhiba agresión al cepillarle, que no le guste que le toquen alguna parte del cuerpo, que haya sido agredido o agreda a un tipo específico de perro (por ejemplo “tipo pastor alemán” o negro o largo, etc). La idea es que la información que entregues sea RELEVANTE, ya que si cuentas la historia de su pelotita favorita puede que pierdas la concentración de su cuidador e ignore lo realmente importante.
  7. Si tu perro es muy temeroso o tiene (o tuvo) ansiedad por separación conviene ir algunas veces a visitar el recinto antes de dejarle por más tiempo. Procura llevar premios sabrosos para darle en esas visitas. Así la asociación será positiva y la predisposición buena.
Hoteles para gatos | Best for Pets
Hoteles para gatos | Best for Pets

Si tu mascota es felina, la mejor opción siempre será el pet sitter, es decir, mantener a tu mascota en casa y que una persona vaya a casa una o más veces al día a alimentarle, limpiar su caja sanitaria, acompañarle y cepillarle (si lo disfruta). Si esto no es una alternativa te recomiendo un hotel específicamente diseñado para gatos y que sólo reciba gatos o que lo haga en un espacio completamente separado al de los perros (con “completamente” me refiero a que ojalá ni se escuchen). El lugar debe contar con repisas, gateras, dormitorios individuales y ojalá utilizar adaptógenos como el feliway y las flores de bach y la aromaterapia para favorecer los estados de calma.

Datos que pueden servirte a la hora de dejar a tu gatito en hotel:

  1. Procura llevar su plato y su camita, además de su alimento
  2. Pregunta cuál es el manejo sanitario que tienen para evitar el contagio de enfermedades infecciosas.
  3. Infórmale a la persona encargada de los juegos y juguetes preferidos de tu gato. Si dejarás a más de uno evidentemente solicita que les dejen a todos juntos para hacerse compañía.
  4. Si tu gato tiene historial de enfermedades urinarias (tipo cistitis o formación de cálculos) asociadas a estrés, informa a la persona encargada, lleva su propia bandeja sanitaria con una bolsa de su arena sanitaria preferida, incluye además una bolsa de la arena sanitaria medidores ph para gatos Monthly Monitor y deja el teléfono de su veterinario de cabecera en caso de que la situación se torne compleja.

Si te encuentras en esta situación y no sabes bien dónde llevar a tu mascota durante tus vacaciones, desde Best for Pets, la tienda para mascotas, te podemos asesorar indicándote los mejores hoteles para perros en Santiago. Y si lo que buscas es un buen hotel para gatos te recomendamos el Hotel para gatos: Hostal Mufasa. ¡Contáctanos!

Bárbara Readi– Dra. Médico Veterinaria- Etología clínica en caninos y felinos

Precauciones con tu mascota en las fiestas navideñas

Precauciones con tu mascota en las fiestas navideñas | Best for Pets
Precauciones con tu mascota en las fiestas navideñas | Best for Pets

Las fiestas de fin de año, son sinónimo de reunión familiar, regalos, cenas abundantes, fuegos artificiales y alegría. Para disfrutar al máximo de estas fiestas,  pero con seguridad para tus mascotas, Best for Pets te deja las siguientes recomendaciones:

  1. Los envoltorios no son regalos para tu mascota

Aunque no lo parezca, los envoltorios de los regalos pueden ser muy peligrosos para tu mascota. Las cintas o los rosetones hechos con cinta pueden ser ingeridos (sobretodo por los perros) o pueden accidentalmente ahorcar a la mascota (sobre todo a los gatos). Presta atención a los pequeños alambres que sostienen los objetos dentro de su empaque, las cajas y partes de cartón, los pequeños enganches plásticos o cualquier otro objeto que pueda llamar la atención de tu mascota.

*Consejo Best for Pets : A la hora de abrir los regalos acerca dos contenedores de basura, uno para el papel o cartón y otro para las partes plásticas. Así mantendrás seguras a tus mascotas, dejarás todo ordenado de inmediato y finalmente podrás llevar toda esa basura adicional de las fiestas a un punto de reciclaje y ayudar al medio ambiente.

  1. Disfraces cómodos

Muchas familias disfrutan al disfrazar o “accesorizar” a su mascota durante las fiestas de fin de año. Ya sea que le pongas un gorrito pascuero, cuernos de alce, cotillón fiestero o de plano un disfraz ten en consideración que no necesariamente será del agrado de tu gato o perro. Procura que sea cómodo, que no tenga partes que puedan ahorcarle (por ejemplo el elástico de los gorritos), que no le provoque demasiado calor o le impida moverse. Recuerda que una mascota incómoda, dolorida o con menor capacidad de moverse, puede reaccionar de forma impredecible o incluso agresivamente frente a algo tan inofensivo como una caricia.

*Consejo Best for Pets: si tu perro es un “glotón de las telas” o tu gato se vuelve loco con cordeles y otros objetos similares, resígnate y evita ponerle cosas que pueden terminar en su estómago y de paso, con tus celebraciones, por tener que correr a la clínica veterinaria.

  1. Ojo con las decoraciones

Con el pasar de los años y la globalización, en Chile se ve cada vez una mayor producción de las decoraciones navideñas del hogar, haciendo además de esta actividad uno de los panoramas más esperados de la temporada. El árbol navideño, las botitas de género colgadas en la chimenea (bueno…en la Bosca apagada pero cuenta igual), el muérdago en el umbral de la puerta, los colgantes de luces, velas aromáticas y un amplio etc… cuentan como los potenciales peligros para tu mascota. El parpadeo de las luces o el titileo de una vela encendida en la penumbra pueden ser demasiado interesantes para ser ignorados. Como nadie quiere cortes de luz o peor aún, incendios por interacciones inapropiadas con estos objetos, mantenlos encendidos sólo cuando alguien pueda supervisar a tus mascotas. Has de tener en consideración que muchas borlas decorativas del árbol son de vidrio y en su interior tienen un gancho metálico, es decir “drama, drama” en caso de que tu mascota los bote, se rompan al caer al suelo y luego se los coma.

*Consejo Best for Pets: si tu gato es víctima de la atracción gravitacional nivel Dios de un árbol navideño, pon uno o dos pocillos con ralladura y/o cáscara de limón en la base para que le moleste el olor al acercarse e intenta además, sujetar el árbol con hilo de pescar u otro similar a un ganchito en el techo para que, si apoya sus patitas, no lo bote.

  1. Búnker anti fuegos artificiales

Quién podría no disfrutar de los fuegos artificiales de fin de año??? Bueno, cualquiera con un oído más sensible que el humano, por ejemplo TODOS los perros y gatos (y por cierto los caballos también). Es cierto que algunos de ellos pueden aprender a tolerarlos mejor que otros, pero de seguro no existe un animal que los “disfrute”. Que tu mascota no haya exhibido señales de estrés frente a la pirotecnia, no significa que no debas prestar atención a su comportamiento durante estos eventos. Con mayor razón aún, si tu gato o perro ya se pone muy nervioso o agresivo, intenta escapar, se esconde, pierde control de sus esfínteres o vocaliza excesivamente, NO se recomienda intentar “acostumbrarlo”, porque de seguro agravarás las cosas. Los miedos y las fobias deben ser tratados con sumo cuidado y con asesoría profesional.

Evita que tu mascota desarrolle o sufra una crisis de ansiedad, miedo o incluso fobia a los fuegos dejándole en una “habitación-bunker”, la cual debe cumplir con los siguientes requisitos:

Seguridad: revisa que la habitación no tenga objetos que puedan dañar a tu mascota, por ejemplo si le dejas en un baño retira las toallas, el jabón (y/o la jabonera de cerámica), la cortina, etc…La idea es que si se pone muy nervioso no tenga un objeto que pueda romper o ingerir.

Aislación del ruido: la habitación puede estar acústicamente aislada o puedes poner un ruido de fondo que enmascare los disparos.

Entretenida: déjale algo para entretenerse si no está en pánico. Puedes dejarle un juguete rellenable con algo muy sabroso y/o su juguete favorito.

Poca luz: en general, la penumbra produce más tranquilidad que un lugar muy iluminado, por lo tanto idealmente deja a tu mascota en un sitio poco iluminado o con la luz apagada.

*Consejo Best for Pets: si notas que tu mascota se pone demasiado nerviosa con los ruidos de los fuegos artificiales puedes intentar usar una chaleco antiansiedad para perros que funciona como un “abrazo portátil”.

Desde Best for Pets esperamos que estos consejos hayan sido interesantes para todos los dueños de mascotas y hagan que estas fiestas se desarrollen con tranquilidad y sin sobresaltos o sorpresas desagradables.

¡Feliz Navidad!