Qué hacer si nuestra mascota no puede acompañarnos de vacaciones

Hoteles para mascotas | Best for Pets
Hoteles para mascotas | Best for Pets

Llega el verano, sinónimo para muchos de vacaciones,  pero… ¿qué hacemos cuando nuestra mascota no puede acompañarnos? Mal que mal es un miembro más de la familia y no da lo mismo con quién y donde permanezca.

Existen dos alternativas: pet sitter (tu mascota permanece en casa y alguien va a visitarle) y los hoteles para mascotas.

Algunas clínicas veterinarias ofrecen el servicio de “hotel”, sin embargo esto suele implicar confinamiento (es decir encierro en una jaula igual o similar a la de la hospitalización) durante la mayor parte del día, con uno o dos paseos para hacer sus necesidades, cuando mucho. En lo personal, considero que esta opción es aceptable sólo si no has podido encontrar nada o nadie más (amigos, pet sitter, cupo en un hotel) ya que es sumamente aburrido y obviamente estresante.

La hotelería para mascotas, propiamente como tal, consiste en lugares específicamente equipados y/o adaptados para perros y/o gatos. Para perros pequeños puedes encontrar familias o personas que los reciben dentro de sus casas, simulando bastante el tipo de vida habitual de estas mascotas, por lo que sigue siendo el formato preferido de dueños a los cuales les preocupa la adaptación a un patio o canil exterior. En el caso de los perros grandes lo mejor son los hoteles que disponen de caniles exteriores y patios comunes donde juegan durante el día para luego descansar cada uno en su canil durante la noche.

Hoteles para perros | Best for Pets
Hoteles para perros | Best for Pets

Las ventajas de dejar a tu perro en un hotel son múltiples: en primer lugar se entretiene en un entorno nuevo, en segundo lugar socializa con otros perros, es decir practica las habilidades de comunicación de su propia especie (algo que suele dejarse en el olvido) y finalmente (y esto es super personal) considero que todos los animales se pueden beneficiar de un poco de vida de animal, es decir dormir bajo las estrellas, acumular un poco de tierra en la piel, comer pasto, tener juegos bruscos o incluso “diferencias de opinión” con sus pares, etc… En 8 años jamás he visto que no se vayan moviendo la cola y más relajados al culminar de su estadía y sobretodo después de una o dos locuras.

Existen algunos tips que pueden hacer la estadía de tu perro mucho más agradable:

  1. Llévale tú y llega con luz de día, así podrá conocer y reconocer el lugar donde permanecerá. Quédate en el recinto al menos una hora y procura que tu perro te vea compartir con quien quedará a cargo de su cuidado. Esto le reconfortará al ver que es alguien de confianza.
  2. Lleva su comida en una bolsa bien cerrada o en un contenedor hermético y con su vaso medidor (o la medida que uses).
  3. Deja un objeto de apego (su juguete favorito, una camita o algo similar) para que se reconforte en tu ausencia.
  4. Ponle un producto para el control de pulgas y garrapatas justo antes de llevarle. Y si permanecerá más de un mes deja otra pipeta para aplicarle a los 30 días.
  5. Revisa que sus vacunas estén vigentes.
  6. Advierte a quienes quedarán a su cuidado de cualquier comportamiento no usual o peligroso, por ejemplo que se tienda a escapar, que exhiba agresión al cepillarle, que no le guste que le toquen alguna parte del cuerpo, que haya sido agredido o agreda a un tipo específico de perro (por ejemplo “tipo pastor alemán” o negro o largo, etc). La idea es que la información que entregues sea RELEVANTE, ya que si cuentas la historia de su pelotita favorita puede que pierdas la concentración de su cuidador e ignore lo realmente importante.
  7. Si tu perro es muy temeroso o tiene (o tuvo) ansiedad por separación conviene ir algunas veces a visitar el recinto antes de dejarle por más tiempo. Procura llevar premios sabrosos para darle en esas visitas. Así la asociación será positiva y la predisposición buena.
Hoteles para gatos | Best for Pets
Hoteles para gatos | Best for Pets

Si tu mascota es felina, la mejor opción siempre será el pet sitter, es decir, mantener a tu mascota en casa y que una persona vaya a casa una o más veces al día a alimentarle, limpiar su caja sanitaria, acompañarle y cepillarle (si lo disfruta). Si esto no es una alternativa te recomiendo un hotel específicamente diseñado para gatos y que sólo reciba gatos o que lo haga en un espacio completamente separado al de los perros (con “completamente” me refiero a que ojalá ni se escuchen). El lugar debe contar con repisas, gateras, dormitorios individuales y ojalá utilizar adaptógenos como el feliway y las flores de bach y la aromaterapia para favorecer los estados de calma.

Datos que pueden servirte a la hora de dejar a tu gatito en hotel:

  1. Procura llevar su plato y su camita, además de su alimento
  2. Pregunta cuál es el manejo sanitario que tienen para evitar el contagio de enfermedades infecciosas.
  3. Infórmale a la persona encargada de los juegos y juguetes preferidos de tu gato. Si dejarás a más de uno evidentemente solicita que les dejen a todos juntos para hacerse compañía.
  4. Si tu gato tiene historial de enfermedades urinarias (tipo cistitis o formación de cálculos) asociadas a estrés, informa a la persona encargada, lleva su propia bandeja sanitaria con una bolsa de su arena sanitaria preferida, incluye además una bolsa de la arena sanitaria medidores ph para gatos Monthly Monitor y deja el teléfono de su veterinario de cabecera en caso de que la situación se torne compleja.

Si te encuentras en esta situación y no sabes bien dónde llevar a tu mascota durante tus vacaciones, desde Best for Pets, la tienda para mascotas, te podemos asesorar indicándote los mejores hoteles para perros en Santiago. Y si lo que buscas es un buen hotel para gatos te recomendamos el Hotel para gatos: Hostal Mufasa. ¡Contáctanos!

Bárbara Readi– Dra. Médico Veterinaria- Etología clínica en caninos y felinos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *