¿Pueden los perros “oler” el tiempo?

Por años, los dueños de perros han comentado con absoluta convicción que su mascota sabe exactamente qué hora es, ya que se comienzan a inquietar o se instalan a mirar por la ventana sólo minutos antes de la hora habitual de su retorno a casa.  Según recientes estudios, tal vez no están tan equivocados.

Mediante experimentos cuidadosamente diseñados, investigadores han podido demostrar que algunos animales poseen lo que se llama “memoria episódica”, un tipo de memoria que funciona como un buscador de experiencias, algo así como el “buscador de Google”.

Lamentablemente los perros domésticos no han sido expuestos a este tipo de experiencias debido a que se asume que al llevar tantos años de domesticación ya no son capaces de exhibir conductas propias de su especie en vida natural.

Entre tanto,  pudiera haber otras explicaciones para este fenómeno. Una de las hipótesis más probables, es que los perros utilizan, al igual que la mayoría de los mamíferos, el ritmo circadiano, como un reloj interno que les motiva a moverse, alimentarse o descansar.

Otra explicación, la que en lo personal más me gusta, es el hecho de que todos los animales logran obtener información bastante precisa a partir de las señales del entorno, como puede ser la longitud de las sombras en el patio, las campanadas de una iglesia al mediodía, la intensidad del tráfico en las horas punta.

Para el perro en particular, una categoría de señales “superpoderosas” corresponde a los olores, y se cree que su olfato está tan desarrollado como para poder estimar el tiempo transcurrido desde un evento  hasta otro: la salida de su dueño al trabajo (teniendo en cuenta el olor propio y los variados aromas de los productos de higiene que ha utilizado) hasta su regreso (lo aromas que aun persisten en el ambiente y con los que vuelve habitualmente).

Has click aquí para ver un interesante vídeo sobre cómo usa un perro su olfato para “conocer” el tiempo.

Bárbara Readi- Dra. Médico Veterinaria- Etología clínica en caninos y felinos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *